Nocturno


Serafina Nuñez, Cuba


En el pozo de la noche
la piel se vuelve de agua,
mientras que toda la vida
gira en esferas calladas.


En el sueño de la noche
el sueño toca sus arpas.


En el pozo de la noche
la piel se vuelve de agua:
nadie escucha, nadie entiende,
sólo la vida
como piedra muy lavada.
0