Sin título


Katho Gómez, Barranquilla, Colombia

Lo que no trasciende es la cama abierta para nadie
la ducha desocupada
y la desolación en los labios
Lo que no trasciende es la madera que aúlla por las noches
los pasos que alguien sin nombre dio
el café a solas
y sólo café
la piel desinteresada y sin condolencias
envuelta en un abrigo de gotas minúsculas
aliento y saliva
Las copas vacías descansan de las manos
que las obligan a ejercer
a saciar la sed de quien no quiere agua.

www.kathogomez.blogspot.com

0