Definitivamente jueves


Waldo Leyva (1943), Remates de Oriosa, Cuba


                                                                                                          Para Margarita, mi mujer



Quiero que el ventiuno de agosto
del año dos mil diez, a las seis de la tarde como es hoy.
pases desnuda atravesando el cuarto y preguntes por mí.
Si estoy, pregunta, y si no existo,
o me he extraviado en algún lugar de la casa,
de la ciudad, del mundo, pregunta igual, alguien responderá.
El primero de enero del año dos mil uno será lunes
pero el ventiuno de agosto de la fecha indicada
tiene que ser definitivamente jueves
y el calor, como hoy, agotará las ganas de vivir.
Las calles serán las mismas para entonces,
los flamboyanes de efe y trece seguirán floreciendo,
muchos amigos no estarán
y el tiempo habrá pasado por la historia de la casa,
de la ciudad, de mi país, del mundo.
Quiero que el ventiuno de agosto, al  despertar,
prepares la piel,
                                     el corazón,
                                                              las ganas de vivir.


(N.d.A: Poema escrito el 21 de agosto de 1980)


De Selección de poemas, Foja de poesía 15, Círculo de poesía
0