Los pájaros



Fernando Valverde (1980), Granada, España


Los niños de Managua venden pájaros.

Saben cantar canciones en medio del invierno,
no conocen el frío, apenas han oído hablar del mar,
imaginan la nieve como un momento hermoso
imposible en sus vidas,
conocen el temblor bajo los pies,
cuentan historias tristes mientras la gente huye,
hacen cantar sus pájaros de barro,
hacen sonar el viento como quien pide ayuda
en medio de un naufragio.

Pero todo es naufragio.

Los ahogados, sentados en las plazas,
reconocen la paz que el tiempo ha sometido,
una paz de bandidos y tiranos,
de lunas humilladas en la noche,
de balas que mordieron las espaldas
de algunos hombres pobres. ¿Justos?

Los niños de Managua sueñan con ser pelícanos
y buscan un océano,
y golpean sus rostros contra el agua
hasta perder la vista.

Los niños de Managua
tienen las manos llenas de colores,
miran al cielo y vuelan hasta San Juan del Sur,
pierden el miedo al miedo,
logran ser como pájaros
que abandonan las manos de la muerte,
las sucias manos pobres del desierto.



De Los ojos del pelícano en Poesía ante la incertidumbre, Antología, Visor de Poesía, 2011
0