Jardín de canal

Jaroslav Seifert (1901-1986), Praga, República Checa


He tenido que llegar a edad avanzada
para aprender a amar el silencio.
Conmueve a veces más que la música.
En el silencio aparecen señales emocionadas
y en las encrucijadas de la memoria
detectas nombres
que el tiempo pretendía ahogar.

Por la noche, en las copas de los árboles, 
puedo oír hasta el corazón de los pájaros. 
Y al caer el día, una vez, en el cementerio, 
oí de lo hondo de una tumba 
el crujir de un ataúd.

Versión de Clara Janés



De Praga en el sueño, Icaria Poesía, 1996
0