El pez


Chantal Maillard (1951), Bruselas, Bélgica.













(Fragmento)


Volver a las palabras.
Creer en ellas. Poco. Sólo
un poco. Lo bastante
como para salir a flote y coger aire
y así poder aguantar, luego,
en el fondo.

Volver a las palabras. Con
voluntad de sentido.
Boqueando. Pez en la orilla
común de los creyentes.

Volver. Decir superficie. Escribirla.



De Hilos (2007) en En un principio era el hambre. Antología esencial. Fondo de Cultura Económica, 2015.


0